PROTECCIÓN A LOS CICLISTAS.

En unas jornadas que giraron en torno a la protección a los ciclistas, entre otras cuestiones, abordarán la posibilidad de pedir el decomiso del coche ante el «síndrome de conductor de automóvil con prepotencia que menosprecia al ciclista», según ha informado la Fiscalía.

Asimismo, durante las jornadas, presididas por el Fiscal Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, los fiscales estudiarán la aplicación del delito de conducción temeraria, homicidio y lesiones imprudentes a los casos de atropellos a ciclistas con resultado de muerte y lesiones, así como la protección penal de los ciclistas frente a los conductores de automóviles.

Dentro de estas protección a los ciclistas, los fiscales estudiarán que penas pedir para los adelantamientos y «acosos» al ciclista y la vulneración de su preferencia en intersecciones y glorietas, la vulneración de la distancia de seguridad en los adelantamientos y la velocidad del automóvil como «desequilibrante de la conducción del ciclista al acercarse a él». Además, se abordarán las instrucciones del Fiscal de Sala a la Policía Judicial acerca de cómo redactar los atestados e investigar estos delitos.

Estas son algunas de las nromas que se usan en Sevilla,por ejemplo, para garantizar la seguridad vial del ciclista, tanto las que tiene que hacer el, como los demás para respetarle. Es interesante para la protección a los ciclistas.

http://www.sevilla.org/sevillaenbici/contenidos/2-hazlobien/seguridad/Normas%20de%20Seguridad%20Vial%20para%20ciclistas.pdf

Tenemos que ser conscientes de que los ciclistas también circulamos por la carretera, y adoptamos el comportamiento como si fuéramos vehículos. Es decir, que nos paramos el en mismo semáforo que cualquier coche o cualquier moto, giramos por las mismas calles, incluso circulamos por las mismas carreteras, ya sean urbanas o convencionales. La seguridad vial de los ciclistas está muy poco regulada, es decir, no se nos tiene en cuenta para casi nada, los conductores hacen como si no existiéramos y eso hace que la seguridad vial para la protección a los ciclistas sea prácticamente inexistente.

Somos los más débiles de la carretera, no disponemos ni de airbags ni de cascos de fibra de carbono como un motorista, no tenemos más velocidad ni agilidad que la que nos producen nuestras piernas. Con esto quiero decir, a todos los conductores que estén leyendo este texto, que por favor, vigilen más y tengan más cuidado cuando haya un ciclista circulando.

PROTECCIÓN A LOS CICLISTAS