La seguridad vial, para la reducción de la siniestralidad laboral vial es necesario un mayor esfuerzo y coordinación de las administraciones competentes en materia laboral, sanitaria y de seguridad vial; un mayor compromiso de los servicios de prevención de las empresas; y un apoyo de las instituciones especializadas en el estudio y prevención de los accidentes laborales y viales, abordando sus causas, como las alteraciones del sueño y los factores adversos, como la turnicidad.

Según los estudios que tratan sobre esta materia, sobre un 30- 40 % de los accidentes de tráfico mortales declaran ser de tipo laboral, lo que supondría una cifra alrededor de 1.500 muertos laborales por causas del tráfico, cuando según las cifras de siniestralidad el Ministerio de Trabajo tan sólo recogen en el 2007 una cifra de 509.

Esta discordancia evidencia la necesidad de mejorar la coordinación entre las autoridades laborales y de tráfico y no sólo en cuanto a los sistemas de detección de la siniestralidad, sino que ha de alcanzar a la organización de campañas conjuntas para la prevención y concienciación de la población laboral y general, que han de contemplar la necesidad de reducir los desplazamientos individuales en favor de los colectivos y mejorar la detección de las afecciones que influyen de forma importante sobre la repetida siniestralidad, como las alteraciones del sueño.

Por lo que respecta a los servicios de prevención de las empresas, se proponen las siguientes medidas para reducir esta siniestralidad:

– Implantación de medidas preventivas para la detección de los empleados de riesgo, como aquellos que presentan alteraciones del sueño, mediante los screenings del test de Epworth, especialmente en las empresas de transporte y al personal de conducción de vehículos, así como al que presta servicios en los turnos de noche y en los turnos rotatorios.

–        Implantación de estrategias organizativas que eviten el cansancio de sus empleados, la prolongación de las jornadas, los desplazamientos largos o el estrés, las empresas pueden participar en la mejora notable de la seguridad vial de sus trabajadores.

–        La información y formación a los empleados con perfiles de riesgo sobre la prevención de los accidentes viales y laborales.

Para una buena respuesta de estas medidas, es evidente que las deberán realizarse contando con la ayuda y la implicación de los profesionales sanitarios y técnicos de los servicios de prevención.

Las entidades como el Instituto MAPFRE de Seguridad Vial, dedicadas al estudio y prevención de los accidentes viales, pueden y deben jugar un papel importante de apoyo a la investigación, a la información y divulgación, y al desarrollo de campañas y estrategias de sensibilización de la sociedad civil y laboral sobre la prevención de los accidentes laborales viales.

SEGURIDAD VIAL VS SUEÑO